Proyectos




ALTERNATIVA HABITACIONAL



Debido a la situación bélica que amenaza a la mayor parte de Asia occidental, millones de personas se han visto obligadas a abandonar su hogar, huyendo, con el fin de poner a salvo sus vidas y dignificar su existencia

Actualmente se encuentran unas 62.000 personas refugiadas varadas en Grecia, tras el cierre de la ruta de los Balcanes y el pacto de la vergüenza entre Turquía y la UE. Muchas de estas personas son hombres jóvenes no acompañados.

Tras un periodo de 15 meses de observación directa, Holes in the Borders ha detectado que uno de los grupos más vulnerables de personas refugiadas y solicitantes de asilo que se encuentran en Grecia, son hombres que han viajado solos (no acompañados), sin apoyo familiar ni comunitario, en una franja de edad entre 18 y 25 años.

La situación se agrava cuando se suma el colapso institucional y el olvido de estas personas que no tienen las necesidades básicas cubiertas. La gran mayoría no reciben ningún ingreso económico, ya que a las personas solicitantes de asilo no se les permite acceder a un trabajo, y a los ya asilados no se les ofrece ningún tipo de ayuda, impidiendo cubrir necesidades tan básicas como: comida y vivienda. Muchos están viviendo en situación de calle.

Como en cualquier situación de vulnerabilidad, las mafias juegan un papel importante, detectándose muchos casos de prostitución masculina como única alternativa posible que poseen para conseguir ingresos. La entrada en estas redes de prostitución lleva a los chavales a la necesidad de querer olvidar, momento en el que empiezan a consumir drogas

Debido a ello, Holes in the Borders ha puesto en marcha el proyecto de Alternativa Habitacional, alquilando apartamentos para hombres no acompañados y fomentando la integración socio laboral de estas personas.

Este proyecto se lleva a cabo en convenio de colaboración con Acciò Solidària mediterránea con el objetivo no sólo de proporcionar un techo a estos jóvenes no acompañados sin restricción de nacionalidades en situación de calle, sino también, ofrecer una dieta sana y equilibrada, una rutina diaria, la cual consiste en la asistencia a las clases de inglés, actividades deportivas ( fútbol, gimnasio) y talleres de fotografía. A cada uno se le hace un seguimiento legal y sanitario, así como, se les ayuda a su integración socio laboral.




BILLETES SOLIDARIOS


El “Billete solidario” surge a partir de la necesidad del pago de los vuelos a los familiares que se reagrupan con sus hijos, padres, abuelos, hermanos…en un país europeo a través del programa de reunificación o reagrupación familiar, debido a que ningún gobierno europeo se hace responsable para dar respuesta a esta falta de cobertura.

El coste económico de los billetes de vuelo es una suma de dinero desorbitada, ya que los solicitantes de asilo deben tomar unos vuelos especiales organizados a través de una sola agencia de viajes.

Debido a la larga espera, que en muchos casos ha llegado a ser de incluso de dos años y en la que los familiares por su estado de solicitantes de asilo no se les ha permitido trabajar, lógicamente éstos no disponen de esta cuantía y no pueden asumir el gasto de los billetes.

Por ello, actuamos como herramienta de observación y captación de casos que requieran apoyo económico para pagar sus billetes tras una larga espera y entramos en contacto con asociaciones, ONGs, proyectos, y personas individuales para conseguir financiar los billetes en el plazo que se requiere.

Esta herramienta se lleva a cabo en convenio de colaboración con Acció Solidaria Mediterranea.